La escoliosis idiopática y sus incógnitas

Sensibilidad Química: síndrome de la gripe eterna
Sensibilidad Química: el síndrome de la gripe eterna
8 marzo, 2017
Cáncer de próstata y metástasis ósea… ¿una nueva esperanza?
23 marzo, 2017

La escoliosis idiopática y sus incógnitas

La escoliosis, que afecta aproximadamente al 3% de la población, es una “desviación lateral de la columna vertebral”. Se trata de una curvatura de carácter estructural. Es decir, la columna vertebral, en vez de tener la forma recta vertical habitual, se curva creando una forma similar a una C o una S. De esta forma, la espalda pierde su simetría, estando un lado más abultado que el otro e incluso una mitad de la cadera más alta que la otra.

La escoliosis puede ser congénita o una consecuencia de otra enfermedad, pero la más habitual es la escoliosis idiopática, que se produce en un niño sano sin que se sepa exactamente cuál es la causa de que aparezca (idiopático significa que se desconoce qué provocó la dolencia o enfermedad). En estos casos, la escoliosis no se aprecia en el recién nacido, pero va apareciendo de una forma progresiva durante la infancia y el desarrollo óseo y se estabiliza tras la pubertad, cuando el esqueleto del individuo ya se ha formado (en la vejez puede aumentar esta deformidad de la columna como consecuencia de otros fenómenos degenerativos).

A pesar de no conocer la razón exacta de la aparición de la escoliosis idiopática, se sabe que hay varios genes implicados. Por este motivo, es más probable que un niño con padres escolióticos desarrolle esta patología. Además, otro factor que puede aumentar la posibilidad de la aparición de esta curvatura es el hecho de ser mujer. En curvaturas de mayor graduación, la proporción de niñas afectadas es mayor que la de los niños. Nuevamente, el motivo es desconocido.

Lo razonable es pensar que una persona con escoliosis idiopática sufrirá más dolores de espalda que otra persona que tenga la columna recta. Sin embargo, no tiene por qué ser así. Los estudios que existen han demostrado que una persona afectada por esta patología no tiene por qué sufrir más dolores que otras personas, ni de forma más intensa ni más frecuente, a no ser que la desviación sea realmente grave. Por otro lado, las personas con escoliosis no deberían tener mayores limitaciones a la hora de desarrollar su vida cotidiana. De hecho, como afirman los estudios actuales, la principal consecuencia de la escoliosis idiopática es estética. En definitiva, la escoliosis idiopática no es una causa ni consecuencia directa del dolor de espalda.

Los principales tratamientos para este tipo de escoliosis son cuatro: las corrientes eléctricas, el ejercicio, el corsé y la cirugía. Los estudios han demostrado que las corrientes eléctricas son ineficaces. El ejercicio ha demostrado mejorar el estado muscular, reforzándolo y previniendo y frenando así el dolor de espalda que pueda haber. La tercera alternativa, el corsé, tiene la función de que la progresión de la curva se detenga, ya que al encorsetar la espalda la columna no puede seguir torciéndose igual. No obstante, los estudios han demostrado que el efecto del corsé en la mayoría de los casos no es apenas perceptible, ni en sus resultados clínicos ni en los estéticos.

La cirugía merece mención aparte. En algunos casos en los que la escoliosis es debida a malformidades o es consecuencia de otras enfermedades, debe ser operada. Sin embargo, cuando se trata de escoliosis idiopática, no es imprescindible operar. De hecho, se trata de una operación muy agresiva, y en un elevado porcentaje de pacientes surgen complicaciones tras la intervención (déficit neurológico, infección de la herida, complicaciones respiratorias…). Además, el paciente notará una pérdida de movilidad en relación a la movilidad previa a la operación.

En cualquier caso, el tratamiento dependerá de factores como la edad, cuánto le falta al paciente por crecer, el ángulo y patrón de la curvatura y el tipo de escoliosis. Mientras tanto, los investigadores siguen buscando las causas que pueden provocar esta desviación.

Comments are closed.